ArtículosAvancesNoticiasOpiniónPlaystation 4

La guerra de las espadas: Sekiro vs Tsushima

¿Que samurai ganará el duelo del año?

El año 2019 va a ser el año del samurai para todos los gamers. Como vimos en el pasado E3, dos juegos distintos pero con la misma temática se van a ver las caras durante el próximo año, o en este caso, se van a ver las espadas, y no es un chiste. Sekiro: Shadows die twice de FROM SOFTWARE y Ghost of Tsushima de SUCKER PUNCH, dos títulos basados en la mítica época japonesa donde el acero, los sombreros de paja y el honor reinaban sobre todas las cosas.  Para los fans de este entorno histórico y esta cultura legendaria es una alegría saber que el año que viene vamos a tener dos oportunidades de ponerlos en la piel de un samurai, enfundarse su armadura y cortar todo lo que se nos ponga por delante con nuestra espada.

Ahora solo queda saber cual de los dos títulos saldrá vencedor de este duelo y se llevará el gato al agua en cuanto a éxito y calidad se refiere. Vamos a intentar contar de manera objetiva cuáles son las características de cada juego y cual podría llegar a ajustarse a nuestros gustos concretos, siempre claro está, basándose en lo que conocemos hasta ahora que son unos pocos minutos de gameplay y poco más, así que hablaremos más con el hype que con la razón. Desenfunda la katana porque el duelo va a comenzar.

Oriente contra Occidente

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que aunque los dos juegos se basan en el antiguo japón, no están siendo desarrollados por estudios japoneses, al menos uno de ellos. Ya que si es cierto que por un lado Sekiro: Shadows Die Twice está siendo desarrollado por un estudio japonés (From Software), Ghost of Tsushima es un producto norteamericano, ya que Sucker Punch es un estudio estadounidense afincado en Washington. Esto a priori no tiene porqué afectar a la calidad de la documentación, la estética, lo acertado de su planteamiento histórico o su narrativa contemporánea, ya que los estudios de gran nivel cuenta con empleados específicos, de muchos países de procedencia, que se dedican a revisar y documentar la cultura de la que el juego en cuestión bebe y se desarrolla, pero sí que puede darle una ligera ventaja a «Sekiro», ya que una empresa japonesa va a entender mejor y a conceptualizar mejor su propia cultura, en reglas generales.

Pero no es en el apartado histórico o artístico donde la procedencia de los estudios se va a notar más, si no en lo que yo llamo el «olor» del juego, y paso a explicarlo. Si estás leyendo esto, y eres un hardcore gamer como yo, seguramente sabrás de lo que estoy hablando, y voy a intentar simplificarlo. De manera histórica, Japón ha sido una de las grandes naciones productoras de videojuegos a nivel mundial, su manera de pensar y de vivir la cultura no tiene nada que ver con la nuestra, y sus opciones de ocio son distintas y mucho más amplias que las nuestras, sobre todo a nivel audiovisual y digital, y esto afecta también a su manera de concebir un videojuego, ya que su público tiene unos gustos concretos y unos valores concretos. Los juegos japoneses son más prácticos que bonitos, se entienden con el jugador a un nivel un poco más honesto que los juegos occidentales, están menos pulidos en algunos apartados para mejorar otros, como puede ser la programación interna en cuanto a cálculos de probabilidad de encontrar objetos, o la exactitud del parámetro que define donde golpea una «técnica» o la cantidad de contenido a descubrir para alargar la vida del juego lo máximo posible sin afectar a la calidad.Puede ser que esto sea un poco complejo de explicar en líneas generales y menos resumiendolo, pero para que os hagáis una idea os pongo un ejemplo: Los mejores juegos de lucha de la historia son japoneses, y si los habéis jugado o visto en torneos sabreis porque.

Guerra de espadas: Sekiro vs Tsushima
¿Movimiento con ganchos en mundo abierto?

En cambio los juegos occidentales buscan el concepto cinematográfico a priori, cuidan más su motor gráfico, la limpieza de bugs, la calidad de las animaciones y las cinemáticas o dejar una jugabilidad lo más redonda posible que no pueda ser distorsionada de manera externa. En general esto es un punto a tener en cuenta ya que los dos juegos contarán con conceptos generales distintos.

PUBLICIDAD

Nioh contra Infamous

Lo escrito anteriormente va a servir de hilo conductor para todo lo que viene después, afectando a todos los siguientes puntos, y eso incluye la jugabilidad. No podemos obviar lo visto en los tráilers, donde está claro que estamos ante un «souls» en el caso de Sekiro, aunque se haya comentado en forma de rumores que From Software ha filtrado que no será un «souls» de ningún tipo, viendo el gameplay no podemos ignorar todas las similitudes, sobre todo en lo que se refiere al movimiento del personaje, la cámara, el combate, los bosses…etc.

sekiro vs ghost of tsushima
La iluminación cinematográfica presente

Seguramente FS está intentando por todos los medios quitarse esa losa, abandonar la saga souls y eliminar definitivamente la etiqueta que tienen pegada, pero no sabemos hasta qué punto lo van a conseguir, ya que es su manera de hacer videojuegos. En el vídeo mostrado podemos ver mundos más abiertos, un gancho que dota al personaje de un movimiento más amplio que en los souls, un sistema que parece de sigilo…etc Unas características más alejadas de lo que han hecho hasta ahora sin duda, y veremos más diferencias en un futuro ya que la presencia de «Nioh», un videojuego del año pasado que mezclaba el concepto souls con los samuráis está presente con incluso una segunda entrega y FS no querrá andar a remolque de la competencia y estará trabajando duro para conseguir la independencia y sobre todo superar a la «copia».

Por otro lado tenemos a Sucker Punch, que no ha hecho nada parecido y que no sabemos muy bien cómo comparar este nuevo juego a sus títulos anteriores, así que hemos decidido ir al más reciente, Infamous Second Son. Un videojuego sandbox basado en un personaje con increíbles poderes que podía moverse de manera libre por la ciudad causando el caos y que contaba con unos gráficos y un sistema de combate espectacular. La experiencia de juego abierto, gráficos cinematográficos y sistemas de combate pulidos pueden dar pistas sobre cómo podría funcionar el concepto de GoT. En los gameplay podemos ver ejemplos concretos de esto mismo, con unos gráficos muy pulidos, una cámara más baja que Sekiro que da la sensación más cercana al personaje, una interfaz y un arte más cuidado visualmente, y los primeros compases del vídeo nos dan a entender que se podrán «descubrir» zonas a los assasins creed, así que podemos esperar un mundo abierto, así como la presencia del caballo para recorrer esas zonas amplias.

Guerra de espadas: Sekiro vs Tsushima
En los detalles se puede intuir el corte japones del juego.

El sistema de combate también es diferente a Sekiro, más alejado del combate rápido, práctico y basado en la dificultad de los souls para darnos un combate más pulido visualmente y parecido a títulos como Assassin’s Creed ya mencionado antes o el último God of war, buscando la espectacularidad, el realismo y la sensación de blandir una espada.

Fantasía o realidad

La historia aunque ambientada en la misma época difiere mucho entre uno y otro. Este es un punto complicado ya que no sabemos casi nada de los títulos,  pero como los puntos anteriores, podemos especular con lo visto y algo si tenemos que comentar. Lo obvio es que Sekiro es un juego de corte fantástico, con magia, espíritus, poderes sobrenaturales y monstruos gigantescos. Es una firma casi habitual en los juegos nipones, y en este caso no será una excepción.

Guerra de espadas: Sekiro vs Tsushima
Sucker Punch esta cuidando mucho más sus animaciones, usando captura de movimiento.

En el caso de GoT, podemos intuir que será un videojuego más realista dentro de lo que cabe, con un personaje principal que parece ser que fue real (basado en una leyenda real japonesa sobre un samurai llamado «El fantasma de Tsushima») y que estará ambientado en un mundo realista, sin poderes sobrenaturales más allá de la ficción de un videojuego y con una carga histórica muy fuerte llena de dureza y motivaciones crueles.

Toca decidir

Visto lo visto, tenemos dos juegos muy distintos aunque se parezcan en la funda de sus katanas. A modo de resumen, tenemos por un lado un juego nipón basado en la saga souls, con un profundo corte fantástico, lleno de enemigos poderosos, combates difíciles y rápidos, largo en contenido y con seguramente un profundo sistema de progresión.

Por otro lado tenemos un juego americano, con un aroma a Assassin’s Creed, God of War o The Witcher 3, muy cuidado visualmente, con gran carga cinematográfica, un mundo abierto y realista, un combate profundo y pulido con una historia cruenta y llena de rencores.

sekiro vs ghost of tsushima
Despues de leer el artículo, ¿Sabéis que juego es este?

Os toca a vosotros sacar las espadas y combatir por la que más os llame la atención, hasta entonces tener cuidado, porque las dos están muy afiladas y la más rápida…Será la que corte antes.

 

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: