ArtículosPlaystation 4

La transición de PlayStation

De PS4 al futuro.

Playstation 4 está llegando a su fin. Es algo anunciado ya por la compañía y algo que notamos en nuestra piel a cada día que pasa. Pero Sony no quiere que pasemos el luto de golpe, no quiere ataques masivos al corazón. Quiere una transición dulce, en el que pasemos plácidamente de una generación a otra, casi sin darnos cuenta, como el que toma una salida de autovía correctamente señalizada.

Ya estamos viendo las primeras señales de una muerte anunciada, y vamos a enumerar como Sony nos está llevando por ese camino, cuales son sus objetivos en base a lo que sabemos hasta ahora y que podemos esperar en un futuro, como siempre, especulando e imaginando como zorros.

El comienzo: La máquina

Todo comenzó con la entrevista de Mark Cerny a Wired en el que se dejaba querer y filtraba unas supuestas especificaciones de la próxima consola de Sony. Unos datos muy básicos pero que significaban un punto cardinal a donde mirar para seguir correctamente la hoja de ruta que ellos estaban tomando.

La CPU de la nueva consola (Que llamaremos PlayStation Venx porque me lo he inventado) sería un AMD Ryzen de tercera generación con arquitectura Zen 2 de 7 nm y 8 núcleos. La GPU (Tarjeta gráfica) sería una Radeon NAVI modificada con raytracing y resoluciones de hasta 8K. Este chip contaría con una nueva tecnología de audio 3D que el propio Cerny se encargo de mencionar, ya que avisan de que es una tecnología nunca vista y que llevará el audio en los videojuegos a un nuevo nivel.

La PS5…Inventada por nosotros.

El almacenamiento estará asentado sobre un SSD de varias capas y ancho de banda modificado, podríamos pensar que M2, que minimizará los tiempos de carga al mínimo. Y que veremos más adelante en acción.

PUBLICIDAD

Por supuesto toda la estructura del hardware y su arquitectura será retrocompatible con PS4, ya que son muy similares. Esto también se han encargado de recalcarlo, porque como venimos diciendo, quieren que la transición sea dulce, dulce… Y en este punto se encuentra el pivote en el que se están moviendo.

Expansión: El cine

Tal y como afirmaba hace unos días The Hollywood Reporter Sony habría creado una nueva división en su compañía para encargarse de la producción y adaptación audiovisual de sus franquicias al cine y televisión. Todo esto estaría liderado por gente de la casa, según la propia Sony «gente que se considera gamer» y que llevarían las franquicias más laureadas de PlayStation a la gran pantalla o a la televisión.

Su punto de inspiración es por supuesto, Marvel. La manera en la que Marvel ha adaptado sus historias al cine es algo que no se había vivido hasta ahora y Sony quiere seguir su estela. The Last of Us, Uncharted, BloodBorne, Shadow of the Colossus… Son solo algunos nombres de franquicias que podríamos ver adaptadas, y si lo hacen con el mismo amor y pasión que lo hace Marvel con sus licencias, estaremos ante un nuevo éxito de la compañía.

Todo esto forma parte de la transición entre generaciones que Sony esta llevando a cabo. Es un movimiento paralelo que a priori no tendría nada que ver con la salida de PS5, pero realmente es un golpe maestro. Sony no va a estar este año en el E3 2019, y su exposición mediática está bajando drásticamente en este primer cuarto de año. Sus exclusivos están menguando, y los usuarios no ven luz al final del túnel mas allá de Ghost of Tsushima, Death Stranding o The Last of Us 2.

Así que para revertir el efecto y realizar el llamado «damage control» (control de daños) Sony está esquivando las balas con estas noticias paralelas, además de aumentar su expansión a otros formatos y prepararse para la gran salida de su próxima consola.

La munición: Streaming, y retrocompatibilidad

Las balas que está usando Sony para este ataque se basan en dos premisas clave: La retrocompatibilidad y el servicio de Streaming. Sony no se quiere quedar atrás en este tema, quiere mantener su parte del pastel y no va a dejar que venga una novata como Google a quitarle lo que es suyo. En estos últimos días hemos podido asistir (de manera metafórica) al Investor Relations Day 2019 de Sony, en el que nos han seguido dejando pequeñas migas de pan para nuestro deleite. Todo se podría englobar alrededor del sistema PS Now, que es el sistema actual de juego en streaming de Sony, ya activo, y que pretenden ampliar y expandir en los próximos años.

PS4 – PSNow – PS5

La idea de Sony es que PS4 siga siendo rentable en los años posteriores a la salida de PS5, y lo quieren conseguir gracias a las dos premisas antes mencionadas. En dicha conferencia ya nos dejaban claro que no quieren convertir el juego en la nube en el núcleo de PS5, si no que será un añadido, un complemento para el verdadero hardware de la consola. En mi opinión personal, yo veo aquí algún tipo de conexión. Tanto la retrocompatibilidad, como el hardware de PS5 como la expansión de PSNow forman un paquete en el que se va a basar toda la nueva generación por parte de Sony. Y más cuando sabemos que Sony se ha hecho con los servicios de Azure de Microsoft.

Una colaboración histórica

Google ha conseguido algo insólito. Ha unido a dos enemigos contra un enemigo aún mas grande. La inminente llegada de Stadia ha obligado a los dos grandes a colaborar para poder hacer frente a su presuntamente imbatible consola en streaming. Sony se ha hecho con parte de los servicios de los servidores Azure y Azure IA de Microsoft, una estructura de servidores increíble similar a la de Google enfocada a la inteligencia artificial en la nube y al juego en streaming. Con este gesto no solo se hacen con los servicios de esta tecnología para sus propios sistemas si no que apoyan a Microsoft en el desarrollo e implementación de estos servicios en la próxima generación.

Con esta jugada maestra, las dos compañías refuerzan su trozo de pastel en este aspecto y se arman contra Google, y además en el caso de Sony, aumentarán la potencia de su PS Now y seguramente (esto ya es especulación por parte del que escribe) añadirán algún sistema de renderizado en la nube para complementar el entorno gráfico de PS5, en el que las GPU se alimentan de los sistemas en la nube para reforzar el rendimiento. Tal y como pretendía hacer Microsoft en la generación actual pero nunca consiguieron llevar a cabo.

El músculo: Potencia pura

Hace pocos días en esa misma conferencia ya mencionada, Sony ha mostrado una demostración de como funcionan los tiempos de carga de PS5 en comparación a la PS4. Lo han mostrado usando el juego Marvel’s Spiderman (que analizamos en esta misma página) donde podemos ver la enorme diferencia de tiempo de carga entre una y otra.

Con este movimiento medido, Sony está empezando a sacar el bíceps. Todas las noticias anteriores, que eran solo afirmaciones, se van destilando en estas pruebas físicas y reales de potencia. En esta última en concreto podemos ver el uso de ya mencionado SSD de varias capas, con una velocidad de carga endiabladamente rápida.

Conclusiones: El futuro es ahora

El E3 se acerca, y Sony no va a estar allí con nosotros, pero una cosa es segura. No van a estar callados. La maquinaria ya ha empezado a funcionar y esto es solo un atisbo de lo que está por llegar. Ya sabemos que las claves de la nueva generación de Sony van a ser POTENCIA-RETRO-NUBE. Algo que no es muy difícil de imaginar viendo hacia que punto se dirige la industria. En las próximas semanas auguro que vamos a ver más cosas. Una de las que me atrevo a adelantar por mis propias teorías es la de una demo técnica de algún juego conocido o por conocer. Donde se muestre el músculo real de PS5. Repito, eso es pura opinión. Pero para eso estamos, ¿no?. La nueva generación se acerca lento pero inexorable, y Sony está con los escudos en alto, sobre todo sabiendo que Microsoft si estará en el E3 y parece que está preparando algo muy gordo. ¿Tiemblan los de Kioto?

Las cartas están casi todas sobre la mesa, y en la mano de Sony aún quedan unas cuantas por soltar. Esperemos que lo hagan con cabeza.

En Escuare el Podcast hemos hablado un poco más del tema:

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar